Preguntas relativas a la utilización de los productos Compex

1.¿Dónde se colocan los electrodos?

La colocación de los electrodos para cada grupo muscular se indica en los manuales.

2.¿Cómo se conectan los cables a los electrodos?

El polo positivo de conexión (rojo) debe colocarse en el electrodo que se encuentra sobre el punto motor del músculo. El polo negativo de conexión (transparente/negro) se coloca en el electrodo que se encuentra sobre el trayecto del músculo.

3.¿Cómo se encuentra el punto motor exacto?

Las imágenes de colocación de los electrodos indican la colocación de los electrodos con precisión. Para localizar con mayor precisión su punto motor personal, puede desplazar ligeramente el electrodo positivo (rojo) y observar dónde es mejor la respuesta muscular, o bien utilizar el accesorio lápiz de punto motor que permite determinar con gran precisión la localización exacta de los puntos motores para cada individuo y garantizar así una eficacia óptima de los programas.

4.¿Es importante localizar con precisión el punto motor?

La colocación precisa de los electrodos no es indispensable para los programas complementarios que no inducen contracciones musculares potentes (tipo Recuperación activa o Capilarización). En el caso de los programas de entrenamiento (tipo Fuerza, Resistencia o Resistencia aeróbica) es más importante, si bien las indicaciones de colocación de los electrodos se adaptan y normalmente resultan suficientes. Las diferencias individuales respecto de las imágenes desaparecen al aumentar la intensidad de estimulación.

5.¿La mala colocación de los electrodos conlleva riesgos?

No. No se corre ningún riesgo por colocar mal los electrodos. Lo que ocurre es que la estimulación es menos eficaz.

6.¿Cómo se explican los dolores que se sienten a veces debajo de los    electrodos?

Algunas zonas de la piel contienen más terminaciones nerviosas sensibles. Si se produce un mal contacto entre la piel y los electrodos, la comodidad se ve reducida. Por tanto, es necesario utilizar electrodos en buen estado, colocarlos bien en la piel y, si es necesario, moverlos a una zona de la piel menos sensible.

7.¿Existen contraindicaciones absolutas?

Sí. El aparato no está indicado para su uso en personas con epilepsia o que lleven marcapasos. Además, no se debe aplicar la estimulación en el vientre de mujeres embarazadas ni en personas que padezcan una hernia o una eventración. Por otro lado, nunca hay que aplicar los electrodos en la cabeza.    

8.¿La estimulación tiene riesgos a largo plazo?

No. La electroestimulación muscular y la electroterapia en general se aplican desde hace varias décadas y nunca se han detectado problemas.

9.¿Qué intensidad hay que aplicar para los programas de entrenamiento?    (tipo Fuerza, Resistencia y Resistencia aeróbica)?

La máxima intensidad soportable para que trabaje el mayor número de fibras musculares posible. El mejor mecanismo de control es la propia sensación subjetiva: las contracciones deben ser potentes sin que lleguen a ser insoportables.

10.¿La tolerancia a la intensidad eléctrica es la misma para todos?

No. Cada persona tiene una sensibilidad diferente que depende principalmente de su constitución (grasa, tejido conjuntivo, etc.).

11.¿Qué intensidad hay que aplicar para los programas complementarios?     (tipo Recuperación o Capilarización)?

Los programas Recuperación activa y Capilarización no requieren la utilización de intensidades máximas. Aún así, resulta indispensable que las intensidades sean lo suficientemente elevadas como para que produzcan de sacudidas musculares adecuadas y visibles.

12.¿Qué intensidad hay que aplicar durante las fases de reposo?

Durante las fases de reposo, la intensidad de las sacudidas de recuperación se reduce automáticamente al 50% respecto de la fijada para las contracciones. El objetivo de estas sacudidas entre contracciones es aumentar el flujo sanguíneo para facilitar la recuperación.

13.¿Por qué se sienten también sacudidas durante las fases de reposo?

El músculo también se estimula durante las fases de reposo, lo cual provoca sacudidas en el músculo. Estas sacudidas permiten mejorar la recuperación entre dos contracciones. Deben ser bien visibles.

14.¿La utilización de energías demasiado elevadas puede provocar     lesiones?

No. No es posible que se produzcan lesiones porque la intensidad se aplica de manera progresiva durante el período de contracción, justamente para evitar cualquier riesgo de desgarro muscular.